La ley determina que cualquier tipo de empresa, y sea cual sea el sector, debe proporcionar a sus trabajadores la protección necesaria. La protección colectiva siempre prevalece frente a la protección individual. Con ello, se intenta minimizar el riesgo, pero en última instancia el EPI es el elemento que proporciona al operario la seguridad necesaria para desarrollar su trabajo.

El tipo de trabajo y el entorno donde se desarrolle, determina las partes a proteger del operario, y por tanto los EPIs a utilizar. Pero existen unas normas básicas comunes a todos los equipo de protección independientemente de sus características:

  • Deben estar certificados y homologados.
  • Se deben mantener y revisar correctamente.
  • El usuario debe tener la formación necesaria para utilizar los EPIs adecuadamente.

Una vez identificado el riesgo, se procede a proteger aquellas partes del cuerpo susceptibles de ser dañadas. Para ello, utilizamos los siguientes tipos de EPIs:

Protección de los pies
Los pies es la zona básica de protección. Paso de carretillas, caídas de objetos, golpes, etc; son riegos comunes en casi todos los trabajos por lo que proporcionar una protección adecuada es vital para desarrollar el trabajo. La protección de los pies se hace mediante calzado de seguridad con diferentes niveles de protección: calzado con puntera, calzado con puntera y plantilla, calzado para calor y frío e incluso para trabajos eléctricos. Prácticamente para cada tipo de trabajo, ambiente y pie, existe un tipo de calzado adecuado.

Protección de las piernas y tronco
La protección de esta zona se hace mediante pantalones con tejidos especiales anticorte, ignífugos, impermeables, con protección a temperaturas extremas o sustancias químicas entre otros. También es importante destacar el uso de fajas, delantales o cinturones para proteger zonas concretar del cuerpo. Dependiendo de cuál sea el trabajo y su entorno; se debe de seleccionar la ropa adecuada.

Protección de las manos y brazos
Las manos y los brazos es una zona expuesta a riesgos químicos, eléctricos, mecánicos, etc. Además el equipo de protección individual deber permitir ejecutar el trabajo de una forma ergonómica. Para ello, se utilizan los guantes y manguitos. Para cada trabajo y riesgos a proteger existe un guante adecuado que permite desarrollar las tareas de la forma más cómoda.

Protección de las vías respiratorias
De entre todos los tipos de EPIs, los encargados de proteger las vías respiratorias pueden ser los más importantes. La elección del equipo correcto es vital para una adecuada protección, de otro modo puede que su uso no sirva para nada. Se utilizan equipos filtrantes; ya sea simples mascarillas, máscaras con filtros para partículas, vapores o gases; o mascaras faciales con elementos filtrantes. En casos de más riesgo, se utilizan equipos autónomos de suministro de aire.

Protección de los ojos y cara
Las gafas de protección es un equipo muy común e importante dentro de los tipos de EPIs más utilizados. Existen diferentes tipos de gafas, ya sea para proteger de impactos o frente a proyecciones de producto químico. Para esto último, es común utilizar las pantallas de protección faciales. También protegen la cara, además de los ojos.

Protección de los oídos
En muchos entornos de trabajo, los niveles de ruido que se alcanzan son perjudiciales para los oídos. Para ello se protegen con tapones y orejeras; e incluso combinando cascos con orejeras y equipos de comunicación.

Protección de la cabeza
Los principales tipos de EPIs para proteger la cabeza son los cascos, utilizados principalmente en construcción y montajes. También existen gorras certificadas y homologadas con suficiente resistencia a los golpes que permiten una mayor comodidad.

Protección anticaída
Los arneses y dispositivos anticaída son equipos de protección individual usados en trabajos en altura con riesgo de caída. Estos EPIs se rigen por la normativa concreta de trabajos en altura y se debe prestar especial atención a las revisiones y mantenimiento del material.

Se considera un equipo de protección individual cualquier equipo llevado por el trabajador con el fin de protegerlo frente a riesgos laborales. En el Real Decreto 773/1997, se establecen...

El diseño y fabricación de los EPIs está regulado por el reglamento 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo del 9 marzo de 2016 y con aplicación desde el...

Qué es un riesgo laboral Se consideran riesgos laborales a aquellas situaciones o condiciones que posibilitan que una persona trabajadora pueda padecer accidente laboral o una enfermedad fruto del...

Descárgate nuestro catálogo

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web

Aceptar Leer más