Tipos de EPIs

Con el objetivo de proteger las diferentes partes del cuerpo de las personas trabajadoras, es posible identificar varios tipos de Equipos de Protección Individual o EPIs.

Es importante señalar que, sea cual sea la zona a asegurar o salvaguardar, el diseño diseño y fabricación de los EPIs depende del reglamento 2016/425 del Parlamento Europeo y del Consejo del 9 marzo de 2016 y aplicación vigente desde el 21 de marzo de 2018.

En este sentido, es considerado EPI cualquier equipo llevado por una persona trabajadora con el fin de protegerlo frente a riesgos laborales.

Así, en el Real Decreto 773/1997 se establecen las pautas para trabajadores y para la empresa en relación a la obligatoriedad de empleo de Equipos de Protección Individual.

Tipos posibles de EPIs

 

  • Protección de los pies
  • Protección de las piernas y el tronco
  • Protección de las manos y los brazos
  • Protección de las vías respiratorias
  • Protección de los ojos y la cara
  • Protección de los oídos
  • Protección de la cabeza
  • Protección anticaídaos

Protección de los pies
Proteger los pies es esencial para un correcto desarrollo del trabajo. En este sentido, para esta parte del cuerpo, existen diferentes niveles de protección dependiendo del riesgo al que la persona trabajadora se exponga durante el desarrollo de su actividad como, por ejemplo, caídas de objetos, paso de máquinas, golpes…

Protección de las piernas y tronco
Para la protección de la zona de las piernas y el tronco existen Equipos de Protección Individual en forma de tejidos especiales frente a riesgos por exposición a temperaturas extremas, así como sustancias químicas. Además, también existen otros EPIs relevantes como fajas, cinturones, delantales…

Protección de las manos y brazos
Los EPIs orientados a manos y brazos buscan proteger esta zona del cuerpo de peligros por riesgo químico, mecánico, eléctrico…En este sentido, es muy importante que, además de actuar como barrera ante dichas exposiciones, el trabajador pueda llevar a cabo su trabajo con comodidad.

Protección de las vías respiratorias
Los Equipos de Protección Individual encargados de proteger las vías respiratorias son unos de los EPIs más destacados por el importante riesgo al que se enfrentan. Y es que su correcta elección y adecuado empleo es vital para que dicha protección sea eficaz.

Protección de los ojos y cara
Los EPIs para ojos y cara, como las gafas, son unos de los más empleados. De esta manera, dependiendo del peligro, es recomendable el empleo de una gafa contra impactos, gafas contra proyecciones de productos químicos, o incluso protectores faciales como máscaras.

Protección de los oídos
El desarrollo de actividades laborales en las que existe una cifra elevada de decibelios es perjudicial para el sistema auditivo. Por este motivo existen EPIs como tapones, cascos, orejeras y equipos de comunicación, entre otros, orientados a paliar este riesgo.

Protección de la cabeza
A la hora de proteger la zona de la cabeza, el Equipo de Protección más común es el casco. Generalmente empleado en actividades de construcción y montajes, es reseñable indicar que también existen gorras certificadas y homologadas.

Protección anticaída
Bajo la normativa específica para los trabajos de altura, encontramos los EPIs de protección anticaída. En este sentido, los Equipos de Protección Individual más extendidos para este menester son arneses y otros dispositivos anticaída.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descárgate nuestro catálogo

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web

Aceptar Leer más